"Tantos momentos de felicidad..."

|

“tantos momentos de felicidad…” esa frase de la canción de Sin bandera le queda justo a lo que me sucedió hace poco… Me acababa de bajar del colectivo, que me deja en la carretera, y emprendí camino por la subida para llegar a mi casita… en el camino hay 1 cancha grande de tierra, el camino pasa por atrás del arco. En la cancha había un curso haciendo educación física, puesto que al lado hay un liceo, en un principio no distinguí bien al profesor pero a los niños desde que me bajé del colectivo. Estos niñitos estaban jugando fútbol…uuuuuuuuyyyy que tierno ^_^!!!!!!!! y como en todo juego había más de una niña, para ser más exacta eran 2 niñitas. Una, primero, andaba “chuteando la pelota” y se la tira la otra niñita, hasta ahí era todo hermoso… en ese momento yo veía la distancia y recordaba mi niñez con una gran sonrisa en mi carita… pero tenía que aparecer un niñito, el típico cabro chico que quiere puro molestar, le quita la pelota, en ese momento yo me enojo, y la otra niña va en su ayuda y trata de marcar al cabro feo (jajajaj^^!!) y le hace un trancazo, trancazo que le dolió más a ella, y se rinde mientras que la otra niñita corre y corre tras el cabro feo pero al final también se cansa y lo deja solo…………….yo jugué pelota, no fútbol porque ese es un deporte que tiene reglas que se deben respetar, por lo tanto para mí era solo “jugar a la pelota”, y sí, yo era feliz jugando a la pelota… jugué por mucho tiempo, de hecho era la única niña en la academia de fútbol. Desde como 2º no!, antes, desde que tuve amigos y caminaba, ¡a ese nivel pues! jajaja, Es que a mi me regalaban barbies y muñecas y esas cosillas pero a mi no me gustaban, de hecho hasta ahora no me gustan, pero llegó un día en que me regalaron una pelota uuuuuuuuuuuy fue regenial!... había ocasiones en que yo jugaba sola en el patio de la casa de la esquina, inspirada en “ los súper campeones!” onda el tiro del águila jajajajajaja^^! recuerdo eso y me cuesta trabajo no reírme o decirme ¡idiota! jajaja pero es un “idiota” con cariño. En reiteradas ocasiones hacía goles o también era seca para el arco. Yo no era como aquellos niñitos que los eligen al último para hacer el grupo, sino era una que elegían primero, o a veces era yo la que elegía. Recuerdo que los niños mayores me hacían barran, gritaban mi nombre ^^! que rico eso… ahora que lo pienso ese sentimiento es como el que sentí cuando me dieron esa mención honrosa en la licenciatura por ser mejor artista de la generación, todos gritaban mi apodo, eran muchos… era como una suerte entre alegría, euforia, nerviosismo… y yo daba lo mejor de mí y era feliz, no había nada que me para… me fui en la media volaa jajaja… ese sentimiento lo he dejado de sentir y eso es lo que preocupa… mi padre me dijo que tenía que dejar de jugar a la pelota, que no podía ser que una niña como yo, que ya estaba “dejando” de ser niña, por el solo hecho de que ya había comenzado a menstruar ¬¬*, ¡idiota!, idiota él por ordenarlo e idiota yo por hacerle caso!... de apoco dejé de asistir a la academia, las veces que iba era porque había dicho alguna mentira para jugar a la pelota… desde esa época (6º básico) que no juego como solía hacerlo, ahora como que de vez en cuando a lo leeeeeejos… eso no m gusta, pero ahora no tengo tiempo como para jugar en la academia de la U, además ando tan floja, cero deportes, y estar en la academia de la U es como “auto declararse” lesbiana y eso es lo que no quiero que piensen mi padres….. Pero en fin así no más va a tener que ser…

“tantos momentos de felicidad…”

Polonesa.-